martes, 7 de marzo de 2017

CLUB DE IDEAS | Aprendemos las capas del suelo creando micro-suelos


Hoy queremos compartir con todos vosotros una experiencia que hemos llevado a cabo esta semana en "La Clase de la Eduteca". En el tema de Sociales que estamos viendo, estamos aprendiendo cómo se forma el suelo, sus capas y cómo estas van cambiando a lo largo del tiempo.

Para hacer la comprensión más divertida y entretenida lo que hicimos fue crear nuestro propio suelo y aprovechamos también para explorar e investigar nuestro entorno y cómo está formado el suelo de nuestra localidad.

Todo esto tuvimos que planificarlo antes y estructuramos el trabajo en cuatro fases muy concretas.


1. Fase de análisis y documentación. 

En esta primera fase lo que hicimos fue revisar qué había escrito en el libro de texto de Sociales sobre el suelo. Al principio lo que hicimos fue comentar qué veíamos en las imágenes y los dibujos, qué nos sugerían y qué creíamos que podíamos aprender.

Hicimos una pequeña lectura en grupo, destacando los elementos más importantes de la misma y aprovechamos para ver el vídeo de La Eduteca dedicado a las capas del suelo.

Estuvimos después buscando imágenes en la pizarra digital para que nos ayudasen a comprender qué era el suelo y cómo eran cada una de sus capas. Visto todo esto, decidimos que íbamos a crear nuestro microsuelo y para ello estuvimos reflexionando sobre los materiales que íbamos a necesitar.

Hicimos una lista con todos los materiales: un bote de cristal (no podía ser de otro material, porque nuestro suelo tenía que verse con todas sus capas), arena de dos tipos (vimos que la capa de la parte superior siempre tenía un color distinto al de las otras capas), piedras más grandes y piedras pequeñas (aquí, en Extremadura, las llamamos "chinatos") y algunos elementos decorativos para hacer la superficie.


2. Fase de investigación. 


Al día siguiente con el material listo nos pusimos en marcha con nuestra fase de investigación. Para ello creamos equipos de trabajo que se encargaban de ir explorando el patio del colegio en busca de un material para poder realizar el micro-suelo. Trabajamos todos juntos en un mismo sentido, nadie buscaba su propia arena o sus propias piedras, cada equipo buscaba las piedras de todos, la arena de todos, las ramitas de todos...







Durante esta fase se nos presentaron algunas dudas y también algunas propuestas. Algunos niños observaron que en el patio podíamos encontrar tres tipos de arena diferentes, una más oscura, otra menos y arena común. Por ello decidimos entre todos que era una buena oportunidad para que nuestras tres capas estuviesen bien delimitadas y al mismo tiempo se pudiesen ver de distinto color en el bote.

Una vez teníamos todos los materiales pasamos a la fase de ejecución.


3. Fase de ejecución. 





Juntos fuimos colocando las capas, empezando por la de abajo. Cada una tenía una serie de elementos significativos, pero siempre teníamos que tener la precaución de que se viesen por el cristal.

  • Capa inferior. Pusimos las piedras mas grandes a modo de cimiento. Incluimos arena fina, la más clarita de las tres. Tuvimos cuidado de que las piedras grandes no quedasen muy cubiertas por la arena y se viesen por el cristal. 
  • Capa intermedia. En esta capa mezclamos la arena más o menos compacta con las piedras más pequeñitas o "chinatos". Procuramos que las piedras pequeñitas se viesen cerca del cristal. 
  • Capa superior. Elegimos la tierra que más se compactaba para que las otras capas así no se moviesen. Pusimos la que más húmeda estaba y que tenía un color más oscuro que el resto. De esta forma podíamos distinguir perfectamente la capa superior de nuestro micro-suelo, del resto de capas. A esta capa le pusimos algunos palitos y elementos vegetales. 

Por último, ya en clase, cada uno decoró su micro-suelo como quiso. Añadimos algunos árboles de plastilina, plantas, casitas... ¡Quedaron preciosos!








4. Resultados. 

El resultado a mi como maestro me ha encantado, es una actividad que repetiré sin duda. Los niños disfrutaron mucho. Posteriormente creamos unas etiquetas en las que yo escribí las tres capas. Barajé todas en un pequeño recipiente y ellos mismos (entre todas las que había) tenían que ir buscando las tres capas y pegarlas en su bote. ¡Ya veis, unos micro-suelos chulísimos! Os animamos a experimentar e investigar.










0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)